Beneficios del carácter de vivienda habitual objeto de hipoteca

La Ley 1/2013 de medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social introdujo ciertas modificaciones en el proceso de ejecución hipotecaria que favorecen a los deudores en el caso de que el objeto de la hipoteca sea la vivienda habitual

Uno de estos beneficios es la imposición de un límite a los intereses de demora que genera el préstamo hipotecario. En concreto, se establece que estos no podrán ser superiores a tres veces el interés legal del dinero y se devengarán sobre el principal pendiente de pago.

Además, para poder dar inicio al proceso de ejecución de la hipoteca, es necesario que hayan vencido al menos tres plazos mensuales o el número de cuotas que suponga que el deudor ha incumplido su obligación por un plazo que equivalga al menos a tres meses.

Como motivo de oposición a la ejecución del préstamo hipotecario que recae sobre la que se ha declarado como vivienda habitual, el deudor podrá alegar el carácter abusivo de cláusulas contractuales que constituya el fundamento de la ejecución o haya determinado la cantidad exigible (las cláusulas suelo o vencimiento anticipado).

Estas medidas permiten una mayor protección de la vivienda habitual.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE